CRÍTICA «VERANO DEL 84» NOSTALGIA, AVENTURAS Y TERROR

Imagen a través de ACONTRACORRIENTE FILMS

Litros de testosterona, adolescencia, nostalgia ochentera y una pizca de imaginación llega a los cines mañana 1 de febrero con «Verano del 84». Creada por el trío de directores Anauk Whinssell, Francois Simard y Yoann-Karl Whisselln que dieron vida con su ópera prima a Turbo Kid. Protagonizada por Graham VerchereThe Good Doctor», «Fargo») Judah LewisCronicas de Navidad», «The Babysitter», «Demolición») y Caleb EmeryPesadillas«)

Tráiler YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=73PvdLyXFEI&feature=youtu.be

HISTORIA Y PERSONAJES

Una pandilla de adolescentes en plena pubertad se  empeñan en descubrir quien es el responsable de las desapariciones que se están produciendo e intentarán tener pruebas sobre ello, en un aparente barrio tranquilo. En el grupo nos encontraremos con el cerebrito con gafas, el «duro» rebelde de chaqueta de cuero, el bonachón y gracioso y con el líder e imaginativo de la cuadrilla. Sin faltar la vecina sexy a la que todos desean.

LA MODA DE LOS 80

Bicicletas, linternas en la oscuridad, walkie-talkies, cabaña en el árbol donde reunirse….etc. La nostalgia de los 80 sigue estando de moda como estamos viendo en numerosas películas y series que están causando sensación. El film recoge este estilo pero sin modernizarlo, creando una película que fácilmente podía haberse rodado y distribuido en su época. Reproduciendo una BSO estridente sin recurrir a los clásicos éxitos.

LUCHA DE ESTILOS

Nos encontramos con una paridad de estilos que están presentes en toda la obra. Combinando dosis de aventuras e investigación,  con un thriller de terror de época, que cuadra perfectamente el mensaje que trasmite la película desde sus inicios y que a pesar de todo el ruido que se escucha, no creo que guarde relación con la peculiaridad de Steven Spielberg.

 

NOTA: 5,2

 

 

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *