CRÍTICA «EL CAMINO: A BREAKING BAD MOVIE” EL CIERRE MERECIDO DE JESSE PINKMAN

El Camino: A Breaking Bad Movie (Imagen a través de Netflix España)

Todo parecía cerrado y bien cerrado. Cualquier abertura a una nueva temporada podía ensuciar su identidad y perder toda su buena reputación. A cambio, la película «EL CAMINO». Su impresión se transforma en un capítulo largo que redondea mas el cierre de lo que fue una gran saga que una continuación. Mantiene toda la esencia que rodea la serie. Seguramente debido a estar escrito y dirigido por Vince Gilligan, su creador. Quien lo mimó y cuidó durante sus cuantiosas temporadas. Cuyo estilo se mantiene fiel y sin ánimos de innovar. Decisión acertada, pues una salida de tono podía romper la sintonía que tantos aplausos se granjeó.

 

TAL Y COMO LO DEJAMOS

Todo comienza en el final de Breaking Bad. Si no la has visto, puedes verla y la vas a entender sin problemas pero no vas a disfrutarla en la misma medida además de sufrir un Spoiler doloroso y cruel. Centrado en Jesse Pinkman (Aaron Paul), uno de los dos máximos protagonistas de la serie aunque para mi el de menor peso. (¡Peligro Haters!) Si lo comparamos con Walter White (Bryan Cranston). Pero con suficiente empaque para mantener vivo su peculiar carácter.

 

FLASHBACK Y DECISIONES

Numerosos flashback a modo de recuerdo aparecerán en la serie, principalmente en su tiempo de cautiverio pero conteniendo alguna sorpresa. Su aparición viene a entender mas al personaje. Tiene puntos clave que determinan sus decisiones presentes, o siendo el resultado de las ideas que han definido su vida. En ella, hará apego de jugar con la nostalgia de personajes que no necesitan presentación. Alguno evidentemente cambiado y choca situarlos en su espacio tiempo. Utiliza lo conocido, para rememorar y empatizar mas con la historia sin requerir en el desarrollo de algo nuevo.

 

JESSE PICKMAN ALGO CAMBIADO

Uno de los grandes referentes de la serie es su largo y complejo carácter evolutivo de sus personajes. Como su personalidad se desarrolla a medida de los sucesos que van padeciendo. En esta ocasión, veremos un Jesse Pinkman singularmente diferente. Mas astuto e ingenioso, mucho menos impulsivo, con un profundo trauma a raiz de su largo cauteverio. Dando pie a una trama con un objetivo sencillo pero llena de complicaciones, resultados inesperados, momentos de tensión y giros argumentales continuados.

 

NOTA: 6

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *