Crítica «13 Reasons Why» Temporada 2

(Imagen: Netflix)

Por mucho que se mire para otro lado y no se hable de la depresión, el suicidio y el bullyng no significa que no existan. Dispuesto a romper este tabú, sale la nueva temporada de 13 Reason Why. Una escalofriante serie que no tendrá pudor en mostrar escenas duras y desagradables para entender todo este entorno, sus pensamientos y actuaciones. Poniendo punto y seguido tal y como lo dejaron en el final de temporada, tratará de reparar incongruencias que no convencieron. Comenzará con el juicio de la madre de Hannah Baker contra su instituto, donde en cada capítulo declarará un personaje, y destapará secretos que aún no sabíamos.

REPARA INCONGRUENCIAS PERO INCORPORA OTRAS

Esta claro que tenían pensado mas temporadas cuando se lanzo la primera, muchas cosas no terminaban de cuadrar,  no comprendíamos y ahora se clarifican con los recuerdos y declaraciones de sus protagonistas. Algunas encajan perfectamente con la historia pero otras parecen metidas con calzador cargando en exceso la complejidad de los personajes, rompiendo la autenticidad con la que nacieron. Aún así, parecen dispuestos a seguir hinchando de secretos a los personajes, abriendo la puerta a una tercera temporada.

(Imagen: Netflix)

SOLO UNA TEMPORADA

La segunda parte continúa con la tensión, el drama, el secretismo y resulta entretenida pero es el relleno sobrante de todo lo que fue la primera. Estiran el chicle de lo que ya tenían para producir una obra aceptable que de haberse incorporado en la primera y dar cierre, habría sido perfecta, incluso referenciada.

LOOK Y PERSONALIDAD

La gran variedad de personajes que presenta es abrumadora, aunque algo estereotipados, hace muy bien su función para reflejar los muchos tipos de abuso que existen y la manera de superarlos, la psicología juvenil, la diversidad familiar y como confluyen todos en un mismo instituto. Haciendo uso de los cambios de look, como corte de pelo, complementos…etc. Para marcar un cambio de personalidad en un mismo personaje, como se puede ver en Tyler en mas de una ocasión.

(Imagen: Netflix)

¡ENGANCHA!

El ritmo ascendente en que cada episodio es mejor que el anterior, hace que quien pase del primero termine la serie. Sin duda ese es uno de sus grandes puntos fuertes, sabiendo mantener al espectador con ansias de conocerlo todo. Dando pequeñas dosis de información en cada capítulo para que sigas queriendo más.

CREA DEBATE

Incita para hablar sobre el tema y que sobrepase la pantalla en cosas que nadie quiere hablar. Introduciéndola como parte de la solución, dispuesta a erradicar el tabú que socialmente atribuimos. Creando multitud de líneas de diálogo que puedan servir de referente para discutir abiertamente sobre ello.
(Imagen: Netflix)

NOTA: 6,8

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *