lunes, 23 de mayo de 2016

Probando gafas de realidad virtual



La realidad virtual cada vez es más real, tanto que cada vez está más palpable, desde varios anuncios de la tele, hasta futuros hardware de pc y consolas pasando por grandes compañías de teléfono, vendiéndolo como otra función más por realizar. Pero una cosa es clara, si no lo pruebas no sabes lo que se siente. Normalmente solo vemos lo que quiere presentar el autor en la pantalla, combinando diferentes planos, posiciones etc. para trasmitir con las imágenes. En este caso nosotros estaremos en el centro de una situación y seremos nosotros lo que determinamos que vemos según hacia donde movamos la cabeza. De esta forma, cuando terminas de ver el video da la impresión de que te has dejado cosas por hacer y puedes volver a ver un video una y otra vez y siempre puedes descubrir algo distinto o que no te habías dado cuenta. Las gafas que hemos usado rondan los 40 euros, pero para esto como todo te puedes gastar lo que uno quiera. El dispositivo contaba con un espacio para poner el móvil y luego dos ruletas para ir ajustando la definición. Los videos que vimos fueron sacados de YouTube que buscando 360 aparecen un montón, como debajo del agua nadando con tiburones, trailers de videojuegos, montañas rusas, etc. Una vez seleccionado pulsamos la opción de abajo a la derecha con el símbolo de gafas para que nos parta la pantalla una para cada ojo. El resultado obtenido ha sido realmente satisfactorio, pero eso si, no cuentes con mucha resolución, tampoco puede hacer maravillas y puede resultar algo borroso. Aun así, el efecto 3D lo consigue ampliamente y aún más si lo que estás viendo este hecho por ordenador, o esa fue la impresión que me dio después de ver unos cuantos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario