jueves, 12 de mayo de 2016

Pásate rápido "Dark Souls 3"


Llegar a terminar con este juego puede ser una ardua y frustrante tarea, por ello, hemos hecho recomendable crear una serie de consejos para que este paso por el infierno sea lo más liviano posible. Para empezar, hablaremos de la mentalidad que hay que tener, porque normalmente estamos acostumbrados a hacer millones de hazañas derrotando de mil una manera a los enemigos, que siempre nos dañan pero que nunca están a nuestra altura. Aquí hay que desechar todos esos pensamientos porque hasta el más mísero y vulgar enemigo puede acabar contigo. Por lo que no subestimes a ninguno, siempre una parte de ti dirá “este no me dura ni un asalto” y sin saber porque estás muerto.

Para seguir, hay que retraerse al dicho popular “Vísteme despacio que tengo prisa”, no intentes correr por lugares desconocidos en un intento de buscar una hoguera antes de perecer, porque lo más seguro es que mueras una y otra vez. Si te encuentras en esta situación utiliza “Hueso del regreso” para volver a tu última hoguera.

Subir de nivel es otro de los factores fundamentales, pensamos que lo mejor es ser bueno en algo, es decir, céntrate en que personaje quieres crear y dedícate a subir como mucho dos o tres atributos en vez de ir igualándolos. Para conseguir este fin, lo mejor es comprar la “Saponita de señal blanca” y colabora con otros jugadores así, podrás ir conociendo todos los recorridos y enemigos que te esperan hasta la siguiente hoguera sin preocuparte de perder las almas.

Por último, destaca el tema de los jefes y el estrés que producen, pero nuestro consejo es que justo en la puerta del jefe uses de nuevo “Saponita de señal blanca” y ayudes a la gente a derrotarlos así podrás ver como vencerles y si lo consigues aparte de aumentar tu saco de almas, se activará una ascua pudiendo de esta manera llamar a otros dos colaboradores para que te ayuden a ti.

Espero que os sea de ayuda, si quieres comentar intentaremos responderos con la mayor brevedad posible. Pasarlo bien y no desesperéis.




No hay comentarios:

Publicar un comentario